lunes, enero 29

LOS ÁNGELES EXISTEN…

Y no me refiero a la ciudad.

Le contaré algo que puede parecer fantasioso pero no lo es.

En cierta ocasión,iba caminando por el barrio La Candelaria, andaba meditativo (ya no recuerdo por qué). Los andenes de este barrio son angostos y sus fachadas coloniales le dan un tono especial, cuando de pronto, en el mismo anden por donde iba, un perro ocupaba la acera en una actitud desafiante, me cambie de andén para no tener que pasar cerca de dicho perro, unos metros más adelante, y justo al lado mío, vidrios y escombros cayeron de una casa en el anden donde estaba el perro, el impacto fue terrible, y me asusté, porque si no hubiera sido por aquel perrito yo hubiera recibido ese golpe.

Ese mismo día, horas más tarde, ya de noche, me disponía a tomar el trasporte público, y en una calle inclinada un carro se descolgaba en reversa, sin frenos ni luces y se dirigía justo a un hombre que estaba de espaldas y quien no se percataba de que dicho carro venía hacia él, la calle estaba sola, yo no se silbar y para colmo estaba afónico, corrí, brinque, tomé a aquel hombre del saco y lo hale, él en su instinto me intento dar un puño, pero el estruendo del carro contra un poste y una casa, lo desconcertó.

Yo le salve la vida de ese hombre, tal como aquel animalito lo hizo conmigo.

Somos ángeles entre nosotros, nosotros nos protegemos, para seguir vivos.

 

posted by rafico @ 12:37 p. m. Comentarios: 6


Volver - Carlos Gardel