sábado, febrero 21

CHELO.

Ella tan pronto se enteró de mi amnesia, me contacto y nos pusimos cita en una biblioteca, hacia ochos años que no nos veíamos.

Esta es la biblioteca donde nos encontramos.


































Pero nuestro reencuentro fue algo difícil; el recuerdo que tenía de ella era muy vago, sabía que habíamos tomado clases juntos y que compartíamos un gusto por el urbanismo, pero retenía poco de su apariencia.

Llegué a la hora acordada y divagué un rato por entre los estantes, matando el tiempo antes de que ella llegará, pero había en la biblioteca un barullo etéreo que incomodaba, y que era poco común en el ambiente sacro que debe haber en dicho lugar, sin embargo, no le di trascendencia y continúe hojeando entre los estantes; de pronto me pregunté, porqué habría dado por sentado que sería ella la que me reconocería? Y qué si es ella la que está esperando a que yo la reconozca?, sentí angustia de perder la oportunidad de verla, decidí entonces hacerme en la mesa más cercana a la entrada y escribí grande su nombre para que pudiera leerlo y así podernos reconocer.







Debo reconocer que fueron vergonzosos esos instantes, pues hacía contacto visual con cuanta mujer entraba o salía, el tiempo pasaba, seguía el incomodo ruido y nada que llegaba ella.












Me vino luego un presentimiento, me levanté y caminé para rastrear la fuente del dichoso ruido… Pues si señores, el metálico chillido, era de mi amiga, quien en su hermoso abrigo, llevaba unas llaves que sacudía cual cencerro, y como si fuera una pastora llamaba en susurros mi nombre, me dio compasión verla por toda la sala de lectura, de mesa en mesa, agitando su llavero y ver cómo los lectores la miraban a regañadientes… Me acerqué le toque el hombro y un abrazo automático surgió.

Coincidió que ella tenía programada una cirugía para su crónico astigmatismo y debía andar sin sus lentes por dos semanas, además, la pobre buscaba entre la penumbra de sus ojos a alguien que no recordaba su rostro, ahh y para completar la escena, en el edificio había una conferencia a la que asistía una personalidad, por lo que los teléfonos celulares estaban bloqueados.

Reímos a nuestro gusto, tanto, que nos sacaron de la sala, para alivio de los disgustados usuarios.









Fue un gran encuentro.
(Algunas fotos son propias otras ella me las presto)

 

posted by rafico @ 4:25 p. m. Comentarios: 7

sábado, febrero 7

RINCONES DE COTIDIANIDAD

Hace poco, Câline mostró imágenes de su cotidianidaden su blog, y me gustó, si bien su blog al igual que el mio es de caracter personal, en ese post encontre rincones comunes, y ello me motivó a hacer este post.

Siguiendo con el hilo de lo que narraba mi amiga Câline, creo que nuestros blogs narran un poco de lo que somos, pero con una perspectiva filtrada por un légitimo y necesario pudor, y ello se hace interesante, porque poco a poco, de a pedacitos, vamos haciendo una colcha de retazos del caracter e imaginario de unos amigos, que sin conocer su voz ni su rostro, los sentimos cercanos por el hecho de compartir ese gusto de decir cosas al mundo y nos sentimos aún más identificados, cuando sabemos que usamos la misma COLGATE...

Hoy les mostraré rincones de mi hogar en Bogotá y les contaré cosas de los objetos que verán.

Comenzaré con mis plantas.
Estas son las plantas marchitas que encontré luego de mis vacaciones.

Pero estoy contento porque mi helecho ya retoñó.

La muerte de una flor aprovechada por las moscas.

Esta es mi consentida, miren lo bella que ha crecido, el tallo de su flor es aterciopelado y la flor comienza anaranjada para mutar luego a color violeta.



Esta es una orquidea silvestre, miren la mosca en sus sépalos.

Y éstas plantas tambien son mis consentidas.








Esta es la perra de mi vecina. Se llama Keoro.

Este es un calendario del año pasado que no he quitado, porque me gusta el paisaje que tiene.

Esta es la luna, la mia y la tuya.

Estos son los libros que estoy leyendo (desde septiembre del año pasado).

Recuerdan que una vez conté que había soñado algo y lo pinté, bueno, esta es la acualera que poco a poco he estado retocando.

Esta son películas que tengo pendientes por ver. Esta es una estrellita que hay en las escaleras.

Este es el rincón de mi ropa, como ven no tengo closet, yo mismo arme el escaparte con tubos cromados, en el piso hay una hojas de Eucalipto y Pino, sobre la silla mi mochila indigena.

Este es lo que me unto por las mañanas, un perfume para el pecho, otro para el cuello y otro perfume que lo voy turnando con los otros, los otros frascos ya sabaen para que son.

Mi muela cordal y un anillo de plata


Esta es la cena de antenoche: pollo asado comprado a dos cuadras del apartamento, una papas criollas fritas, una arepa de maíz peto, arroz con pega (cocuyo), todo rociado con un poquito de limón para que corte la grasa.
Estos objetos son: una dulzaina que de niño me trajo mi papá de Venezuela, Mi disco favorito, Mi billetera y encima una "reliquia" (Un trozito del hábito de Santa Rafaela), mi memoria de 6 Gigas (media vida tengo en ese aparitico), una pluma que me obsequio mi máma, un lego y un cofre hecho con tutumo que lo compré en la cárcel de Envigado.


Bueno eso es todo, invito a Pedro, a Walde y a todos mis amigos blogger para que muestren sus rincones.
y ti Câline un abrazo.

 

posted by rafico @ 8:38 a. m. Comentarios: 7

domingo, febrero 1

4 de feb -hace un año-

Le gritamos al mundo- NO MAS FARC, no mas Chavez

Liberen a todos los secuestrados

Hoy volvemos a reiterar esa solicitud






 

posted by rafico @ 3:05 p. m. Comentarios: 2


Volver - Carlos Gardel