lunes, enero 29

LOS ÁNGELES EXISTEN…

Y no me refiero a la ciudad.

Le contaré algo que puede parecer fantasioso pero no lo es.

En cierta ocasión,iba caminando por el barrio La Candelaria, andaba meditativo (ya no recuerdo por qué). Los andenes de este barrio son angostos y sus fachadas coloniales le dan un tono especial, cuando de pronto, en el mismo anden por donde iba, un perro ocupaba la acera en una actitud desafiante, me cambie de andén para no tener que pasar cerca de dicho perro, unos metros más adelante, y justo al lado mío, vidrios y escombros cayeron de una casa en el anden donde estaba el perro, el impacto fue terrible, y me asusté, porque si no hubiera sido por aquel perrito yo hubiera recibido ese golpe.

Ese mismo día, horas más tarde, ya de noche, me disponía a tomar el trasporte público, y en una calle inclinada un carro se descolgaba en reversa, sin frenos ni luces y se dirigía justo a un hombre que estaba de espaldas y quien no se percataba de que dicho carro venía hacia él, la calle estaba sola, yo no se silbar y para colmo estaba afónico, corrí, brinque, tomé a aquel hombre del saco y lo hale, él en su instinto me intento dar un puño, pero el estruendo del carro contra un poste y una casa, lo desconcertó.

Yo le salve la vida de ese hombre, tal como aquel animalito lo hizo conmigo.

Somos ángeles entre nosotros, nosotros nos protegemos, para seguir vivos.

 

posted by rafico @ 12:37 p. m. Comentarios: 6

lunes, enero 22

UN MAGNOLIO

Por estos días, recordé que cuando era niño nos tocaba recorrer un camino que quedaba bien adentro en la montaña, y en éste había un árbol que de día pasaba desapercibido, pero de noche y en medio de las sombras adquiría un aspecto espectral y terrorífico, era un árbol de magnolio, solo que su dueño lo repodaba mal.



Este arbolito tiene un elemental muy fuerte (elemental es la energía vital o quit de los seres vivos), es un árbol cuya especie data del eoceno, es un fósil viviente, sus flores son primitivas, gigantes y blancas, es selectivo con las plantas que crecen a su alrededor y cuando ventea fuerte, emana un olor particular y agradable.



Por otro lado, mi finquita está en una pendiente y para protegerla de la erosión, en la base del talud, hay sembrados unos pinos quinquenales que son provechosos por sus raíces. El sobrinito de mi vecino que andaba de vacaciones aquí en el campo, me preguntó acertadamente, el porqué tengo sembrado árboles que no son nativos de la región, como los pinos, los cuales con sus hojas aciculares llenas de quina acidifican el suelo… (Debo reconocer que me sorprendió este niño, a su corta edad tenía un sentido ecológico que muchos adultos han olvidado)… Reconocí su queja, le explique que están ahí por herencia y le expuse la función que cumplían.

El tema para mi fue recurrente, no solo porque que me permitió recuperar un bonito recuerdo (y para mi ello es muy importante), sino que me convidaba, a reflexionar sobre el papel que cumple el paisaje rural de las carreteras y el hombre campesino que las recorre a diario.

Averigüe en Corpoica, sobre la vegetación nativa y tengo negociados unos árboles oriundos de esta región y que ya poco se ven, entre ellos: fiques, pencas, matataratón, chirimoya y por supuesto un par de magnolios.



Espero que en veinte años cuando tengan un tamaño conveniente, los pueda podar (y bien) para que otros niños hagan también con ellos imaginarios, los recuerden en su adultez, y sientan como siento yo, la alegría de crecer y aprender, de ellos y con ellos…, y por qué no, que sirvan también para evocar en un futuro, muchas palabras.

 

posted by rafico @ 11:47 a. m. Comentarios: 11

miércoles, enero 17

MIEDO DE MÍ MISMO

1. Mi peor defecto es la ingratitud, y lo digo en serio, soy ingrato hasta con mi propia familia, tanto, que creo usted se sorprendería.

2. Todo accidente inevitablemente, desencadena una sucesión de calamidades.

3. Nunca he querido inspirar lástima, le temo a ello.

Por qué expongo esto.

Porque hace un buen par de años, a raíz de mi crisis, intencionalmente lastime a muchos con mis palabras y me aislé.

Me da melancolía, el sentir como una página de mi vida aún está en blanco, y cómo muchas de mis decisiones acrecentaron mi aislamiento.

En este debatir mío, lastime a un amigo entrañable, él, era el único con quien compartía afinidades en temas cómo, los libros, la teoría de la elasticidad, Calamaro, el buen cine, la ecología, el campo, los humedales, los ríos, los puentes… pero a la vez teníamos cosmovisiones un tanto antagónicas y discrepábamos mucho… él, defensor de los animales y yo gustoso de la tauromaquia y las peleas de gallos, él de alma expedicionaria y yo no tanto, él deportista y yo “metodista”…. esa dicotomía y el aprender el uno del otro, creo, fue lo que nos amistó. Él se volvió, casi mi único amigo.


Sucedió mi calamidad y antes, de que viera en mi, a un sensiblero, perturbado, desdibujado y loco…, me aislé de él, temía dejarle palabras de desesperanza que eran las únicas que me salían en ese momento, temía que mi situación lo afectara, temía de mi, pues el ser humano es extraño e inconscientemente como mecanismo de defensa, a veces uno proyecta sus frustraciones en otros, por ello no quería a nadie a quien yo estimará, cerca de mi.

Prolongado ha sido nuestro mutismo en los últimos años, pero igual de memorable ha sido como él en su iniciativa, hace poco con una llamada, supo poner amarras.

Se que los silencios ayudan a decantar, pero también tienen el lastre, de dilapidar lo construido.

 

posted by rafico @ 5:41 p. m. Comentarios: 5

miércoles, enero 10

INICIO

Ayer llegué a Tunja (ciudad que está a 2800 msnm), estaba por Girardot (ciudad que está a 300 msnm). Tengo aún el calorcito metido en el cuerpo y unas ganas de contarle cosas. Trataré ser breve.


En principio, tenia proyectado acompañar a un amigo que maneja un tractocamión y con quien tenemos un afecto mas que especial, estaba ilusionado, iba a conocer Buenaventura, el océano Pacífico y el mar, pero… “alcancía reemplazó manguera”, ni modos, no hubo viaje…

Resignado y desilusionado, me consolé diciéndome, “bueno…, en esta época mejor me pongo a ganar dinerito y no gastarlo”. Un primo instala pisos de madera y estaba acosado de trabajo, me convidó a que le ayudara, y lo hice, pero como no estaba acostumbrado, los brazos y las piernas se me amorataron del esfuerzo físico, al otro día (31 diciembre), no ponía ni caminar de lo adolorido que estaba.

En plenas festividades y vacaciones, me sentía opacado y triste, me dedique a ayudarle a mi tía en un asado que tenía organizado, precisamente, acompañándola en algunas compras, nos topamos en una tediosa fila con mis compadres, ellos salían ya para Girardot, a visitar a la familia y recibir allí el año nuevo, creo que me vieron tan maltratado y bajo de ánimo que cargaron conmigo.

Y así, sin planearlo pasé toda esta semana en Girardot… descansé del trajín diario, dormí sabroso, bailé, nadé, de “aquello”… también tuve, comí cosas que no conocía, me picaron los zancudos. Monté en un ferry llamado Florentino Ariza (como el protagonista de “el amor en los tiempos del cólera”). Leí un buen par de libros. Mientras caminaba por unas cascadas el teléfono se me calló a un pozo (por fortuna era de los baratos) hasta la otra semana compro otro (esperando que me llegue un dinerito)…

Fue una semana memorable, pero sabe, lo que más me gustó, fue ver la alegría y el civismo que sentí en los lugareños, como sabrá, Colombia padece de la lacra de la guerrilla, pero por unas políticas fuertes andan menguados estos facinerosos, y puedo decir que al unísono, estamos en un renacer, o mejor, en un descubrimiento de nosotros mismos, y no en un sentido semántico sino pragmático, fue un gusto sentir el positivismo por esta patria.

***

Al llegar a casa, los deberes que no dan espera, y piden mi tiempo.

La cosecha de ciruela llegó más temprano de lo acostumbrado y el precio está por el suelo, las pérdidas son seguras. Me toca cobrar a los que me adeudan y pagar mis deudas, algo que no disfruto, pero como dicen, es mejor ponerse colorado un ratito y no pálido toda la vida. Tengo una entrevista el 15 de Enero, para un empleo muy bonito, luego le cuento. Otro primo se comprometió en un negocio que le quedó grande, por lo que estaré de mesero ayudándole. Ya saqué la cita para mi chequeo médico (por aquello de mi amnesia). Haré unos cuantos balances, compraré algo para mí e intentaré hacer un ahorro. Parece que en la alcaldía donde trabajo no es seguro que me renueven el contrato, me da pesar ello… ah! y las fiestas patronales de mi pueblo se acercan…, las cosas se amontonan, pero me siento con nuevos bríos para confrontarlas:



Hasta hoy siento el inicio de este nuevo año…. Tu, que estás al otro lado de la pantalla, gracias por estar, una de las cosas más bonitas que me ha sucedido, es haber encontrado este medio y con él, personas tan llenas de virtudes que comparten con sus palabras parte de su esencia, y a quienes he aprendido a conocer y querer.

A todos un gran abrazo.

 

posted by rafico @ 10:10 a. m. Comentarios: 3

lunes, enero 1

ANTOJAS


Le gusta besar, es sumisa y ruda, ríe y mucho, dice groserías, canta, le gusta los collares, no conoce la nieve y llora para ser abrazada, su piel es canela, viaja en bus, carga paquetes pesados, es la primera que se levanta, trabaja ocho horas diarias y llega a casa para cocinar a su esposo.

Era delgada, embarazó y sus curvas se arreciaron.

La miro…, y de seguro en venganza por mi mutismo durante todos estos años, ella sutil e infamemente, cuando camina, baila o simplemente cuando se le antoja, mueve sus caderas.

Me acerco a sus lácteas ubres mientras amamanta…, huelen a monte húmedo y vainilla.

Llega la noche, mi cama incómoda, hay una especie de tibieza contenida en mi bragueta, aprieto…, en el cuarto varios son los que roncan, me levanto y camino al baño.

Fijando escenas que nunca pasarán y anhelando su humedad, un sendero seminal se desperdiga en la ajedrez de baldosas, limpio frenético con dentífrico y agua, la luz es tenue, vuelvo a la cama aún sonrojado… duermo bien.

PD
Ando de vacaciones, visitando familia, bikinis, tangas, salsa, sol, ron, piel, en fin, todo ello y más, perturba...
Aqui algunas fotos.
1 2 3 4 5 6 7 8

 

posted by rafico @ 11:38 a. m. Comentarios: 5


Volver - Carlos Gardel